Tipos de piercing faciales

piercing_facial

¿Sabes lo que es un piercing anti-ceja? ¿Hacerse un puente? ¿Y un medusa? Existe una gran cantidad de piercing faciales en función del tipo de perforación que se realice. Os vamos a explicar los más conocidos para que conozcáis a la perfección la jerga de los piercings.

Empezando de arriba hacia abajo, el piercing de la ceja es de los más populares. Normalmente se ubica al final de la ceja de forma transversal o paralela a su forma. El anti-ceja, sin embargo, se sitúa alejado de la ceja o también debajo de ella. Se puede poner de forma horizontal o vertical, normalmente con dos extremos redondos a cada lado.

El piercing puente es el que se realiza mediante una perforación en el puente de la nariz. Es un piercing complicado porque es fácil que tu cuerpo lo rechace, puede causar ciertas molestias al situar parte de un objeto ante los ojos y la cicatriz que deja es importante en la mayor parte de los casos.

En la nariz se suelen poner muchos tipos de piercing, en un lado del cartílago, en los dos, o incluso en medio. Este último, mucho menos frecuente, es denominado septum.

En las mejillas también se pueden hacer perforaciones, son los denominados “piercing del cachete”. Suelen ponerse a pares, uno a cada lado, para crear uniformidad. Es costoso de realizar y mantener, porque supone perforar la mejilla totalmente y puede ocasionar problemas al comer.

Cuando hablamos de perforaciones en los labios, también tenemos muchas opciones. En la parte superior está el típico “Monroe”, denominado así en honor a la famosa actriz Marilyn Monroe, que tenía un lunar similar a este tipo de pendientes, que se colocan en el lado derecho o izquierdo indistintamente. En el medio, es decir entre la nariz y el labio superior, se puede colocar una barra a la que se llama medusa. Y si hablamos del espacio entre el labio inferior y la barbilla, estamos refiriéndonos a un piercing labret.

Por último, dentro de la boca hay dos tipos de piercing. El más popular es el que perfora la lengua, generalmente en la parte central. Pero si os van las cosas originales, podéis probar un piercing en el frenillo, que sólo verá quien vosotros queráis.

Deja tu comentario